BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

El trabajo infantil en África

Posted by antenamisionera en septiembre 25, 2009

      África es el único continente donde la lucha contra Trabajo infantil1el trabajo infantil no avanza. Las iniciativas nacionales e internacionales tienen serias dificultades para combatir una de sus formas más crueles, el tráfico de niños. Un recorrido por una de las zonas afectadas revela un panorama desconcertante: muchos niños colaboran activamente con los traficantes y los padres ni siquiera denuncian la desaparición de sus hijos. ¿Qué está pasando?  

      Amadou Djamba es trabajador social en Ioba, una de las principales regiones emisoras de emigrantes de Burkina Faso hacia las plantaciones del país vecino, Costa de Marfil. Le indigna que las familias de la zona no denuncien la desaparición de un hijo y que, en cambio, revuelvan cielo y tierra cuando el desaparecido es un cordero. Si los padres no dan la voz de alarma, los niños esquivan con facilidad el puesto de la gendarmería y buscan un medio de transporte para llegar al punto de encuentro fijado por los traficantes.                                   

      Gracias a las campañas de sensibilización, los transportistas saben que no deberían aceptar en sus vehículos menores no acompañados, pero las cosas no son tan sencillas en África. Un conductor de la misma región, que colabora con los comités de vigilancia contra el tráfico de menores se lamenta: “Cuando me niego a transportar a un niño rumbo a las plantaciones, a los ojos de la familia me convierto en el malo que le impide una vida mejor. ¿Qué debo hacer?”.                                                                             

      Una vez que los niños logran reunirse conTrabajo infantil2 los traficantes, estos contratan un autocar para atravesar la frontera. Al otro lado, Vincent Bai Falle es el último obstáculo que los traficantes deben salvar antes de colocar a los niños en las plantaciones. Es comisario de policía de una región receptora de mano de obra, Soubré, que produce la tercera parte del cacao de Costa de Marfil, el primer productor mundial. En ocasiones, cuando ha interceptado un autocar cargado de niños ha tenido que alojarlos en los locales de policía y alimentarlos de su bolsillo durante varias semanas hasta que ha resuelto la repatriación: “En estos casos, los niños se convierten en un asunto personal del comisario”. Este funcionario está convencido de que, con esta escasez de medios, otros policías harían la vista gorda ante un autocar cargado de niños.                                   

      Todos ellos están en la trinchera contra el tráfico infantil, un puesto nada cómodo en la realidad africana. Las situaciones de los párrafos anteriores, inconcebibles desde nuestros estándares de protección a la infancia, tienen una explicación común: en un continente donde un sexto de la población es crónicamente pobre, muchas frágiles economías familiares necesitan desesperadamente lo poco que ganan los niños.               

      África subsahariana tiene el índice más alto de niños que trabajan: el 26% de los menores de entre 5 y 14 años, según la Oficina Internacional de Trabajo (OIT), frente al 5% de Latinoamérica y el 18% de Asia. Y lo que es peor, es la región que menos ha avanzado en su reducción. En países como Burkina Faso el porcentaje de niños trabajadores se dispara al 50%. Sin embargo, las organizaciones internacionales no aspiran de momento a que los niños africanos dejen de trabajar, y menos aún en los campos familiares. Han aceptado que es económica y culturalmente inalcanzable por ahora. El objetivo prioritario es que no trabajen contra su voluntad, engañados, explotados o en condiciones peligrosas.                                                                                      

      Tales son a grandes rasgos, las que la OIT considera “peores formas de trabajo infantil”, y que afectan al 50% de los 216 millones de niños trabajadores a nivel mundial. Este organismo, dependiente de Naciones Unidas, se ha marcado como reto erradicarlas para 2016. Sus formas más despiadadas son la prostitución, los conflictos armados y el tráfico de menores como mano de obra barata y dócil.

About these ads

2 comentarios to “El trabajo infantil en África”

  1. Felipa said

    Este informe está bastante bien; te habla del trabajo de los niños en África, en plantaciones…., y la verdad es que hay que dar las gracias por estas palabras y esa molestia que se haya o se hayan tomado los que las han escrito. Está bastante bien, un saludo.

  2. toñete said

    me he tirado un rato buscando esta información y por fin e encontrado una pagina que me hablara única y exclusivamente sobre el trabajo infantil en África no solo del trabajo infantil en todo el mundo esta fenomenal enhorabuena

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 67 seguidores

%d personas les gusta esto: