BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

Seamos pan: El mendigo y el pan

Posted by antenamisionera en agosto 6, 2009

(Domingo 19º TO,  9 de Agosto de 2009)

Evangelio: Juan 6, 41-51

 Una madre, toda preocupada, fue a exponer a su párroco el panproblema de su hijo. Éste acababa de hacer su primera comunión y se quejaba de que Dios sólo sabía a pan. No sabía que contestar a su hijo. El viejo cura le dijo: ¿Cuál es el problema, que Dios sólo sabe a pan o que todo el pan sabe a Dios?

            La anécdota la cuenta el P. Félix Tutor, a la que añade este sabroso cuento que nos puede ayudar a comprender el mensaje de la Palabra de Dios este domingo.

El mendigo y el pan

            Entró un día en mi panadería un mendigo y me dijo: «Quiero pan».

            «Qué listo eres», le dije. «Lo que necesitas es pan y has encontrado la mejor panadería de la ciudad.» Cogí de la estantería un libro de cocina y empecé a decirle todo lo que sabía sobre el pan. Le hablé de la harina y del trigo, de las medidas y cantidades y de las distintas recetas. Cuando le miré me sorprendió que no sonriera. «Sólo quiero pan», me dijo.

            «Qué listo eres», alabo tu gusto. Sígueme y te enseñaré la panadería. No encontrarás una como ésta. Tenemos pan para todos los gustos. Pero elmendigoyelpan02déjame que te enseñe lo mejor: nuestro salón de la inspiración. Sabía que estaba conmovido cuando lo introduje en el auditorio con sus magníficas vidrieras.

            El mendigo no dijo nada. Subí al podio y adopté la pose de orador. La gente de la redonda viene a escucharme y una vez a la semana a mis trabajadores, aquí reunidos, les leo las recetas del libro de cocina de la vida.

            Le pregunté al mendigo, sentado en la primera fila si quería escucharme. «No» dijo, pero quisiera un trozo de pan».

            «Lo que tengo que decirte ahora es muy importante» le dije cuando salimos afuera.

            A lo largo de la calle encontrarás muchas panaderías pero aunque lo que hacen lo llamen pan no es verdadero pan, no está hecho según el libro.

            El mendigo se giró y se marchó. ¿No quieres pan le pregunté?

            Me miró, se encogió de hombros y dijo: «Creo que he perdido el apetito».

            «Qué vergüenza», me dije. «El mundo ya no está preparado para el pan verdadero».

 

            Somos muchos, posiblemente demasiados, los que el Iglesia hablamos y hablamos de cosas importantes, serias y sagradas que hacen a la humanidad llamada por Dios a una vida plena y feliz.

             Somos muchos, posiblemente demasiados, los que nos quedamos en palabras y no somos capaces de dar el paso que dio Jesús: convertirnos en pan para que todos tengan vida en plenitud. Y echamos la culpa a aquellos que, cada vez de forma más masiva, van abandonando nuestras comunidades cristianas.

             No estaría de más releer, rezar y reflexionar este breve poema de Mons. Casaldáliga.

 

El pan de cada día

    La tierra es un pan inmenso y nuestro,

    para el hambre de todos.

    Jesús es el Pan vivo.

    El universo es nuestra mesa, hermanos.comida

    Las masas tienen hambre,

    y este Pan es su carne

    destrozada en la lucha

    vencedora en la muerte.

    Somos familia en la fracción del pan.

    Sólo al partir el pan

    podrán reconocernos.

    Seamos pan, hermanos

    Danos, oh Padre, el pan de cada día.

                                                            Pedro Casaldáliga

Una respuesta hasta “Seamos pan: El mendigo y el pan”

  1. Luis said

    Muy bueno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: