BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

Teología eres tú

Posted by antenamisionera en mayo 18, 2011

Por María José Ferrer Echávarri

            Las actuales reflexiones sobre metodología científica han puesto de manifiesto que la ciencia no es ni neutral ni objetiva. Los estudios de cualquier disciplina dependen de variantes que van desde los sujetos concretos que elaboran la ciencia, inmersos y, por tanto, condicionados, lo quieran o no, por su contexto histórico-socio-cultural, hasta los intereses de la sociedad en que se generan dichos estudios. Esta parcialidad de la ciencia afecta también a la teología.

            Hasta hace tan solo unas décadas, la teología era un asunto exclusivamente de varones, clérigos en su inmensa mayoría, pues eran los únicos a los que les

 estaba permitido acceder a los estudios teológicos. Esto significa que toda la ciencia oficial sobre Dios ha sido construida por varones, olvidando el punto de vista de las mujeres y su experiencia de Dios. Por tanto, si la mitad de la humanidad ha sido silenciada en este ámbito, se puede afirmar que la teología clásica está basada en la experiencia masculina y no en la experiencia humana universal.

            El acceso de las mujeres a los estudios teológicos ha introducido en esta disciplina un nuevo punto de vista, necesariamente distinto del de los varones, porque el espacio socio-religioso que ocupamos las mujeres no es el mismo, es decir, partimos de experiencias individuales y colectivas diferentes, experiencias que, muy a menudo, no están de acuerdo con lo que tradicionalmente se dice de Dios, y también de la humanidad, porque lo que se piensa sobre el ser humano está íntimamente relacionado con la imagen que se tenga de la Divinidad.

            No es una novedad para la teología usar como criterio la experiencia. La originalidad de la Teología Feminista, por tanto, radica, entre otras cosas, en que pone en el centro las experiencias de las mujeres, experiencias de sufrimiento y emancipación sobre las que apenas se ha reflexionado en el pasado, y en que tiene como objetivo su liberación, para hacer posible un mundo más justo y más humano para todas y todos.

            Y cambiar el punto de vista… lo cambia todo. Cambia la percepción de la realidad, porque descubre aspectos que permanecían escondidos e ilumina con otra luz lo conocido, genera preguntas nuevas y la búsqueda de nuevas respuestas, e integra en “lo teológico” sabiduría y experiencias de Dios, como las de las mujeres a lo largo de la historia, que nunca antes habían sido tenidas en cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: