BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

La plena libertad: objetivo de la vida humana

Posted by antenamisionera en mayo 12, 2015

Domingo de la Ascensión del Señor  – 17 de Mayo de 2015

 Evangelio: Mc 16, 15-20.ascencion0

 

La narración de la Ascensión al cielo que nos transcriben los evangelistas, nos suena a piadoso cuento o relato fantástico propio de la imaginación de una época en que todavía creían que se podría subir al cielo remontándose por los aires.

Trataremos de descubrir el sentido de esta festividad enfocándola desde dos ángulos: desde el individuo, como persona histórica, y desde la comunidad creyente, o sea, la Iglesia.

Es evidente que las narraciones referidas a la Ascensión de Jesús, no fueron escritas como quien describe un fenómeno científico, ni siquiera un hecho histórico palpable a los sentidos. Las narraciones varían muchísimo entre un evangelista y otro.

Tratemos, entonces, de acercarnos no tanto al relato de la ascensión cuanto a lo que esconden los relatos, a su sentido interior, a eso que está oculto por el velo de las palabras que resultan, por cierto, siempre inadecuadas cuando intentan “tocar” el misterio de la vida. Efectivamente, del misterio de la vida tenemos que hablar si deseamos comprender, o al menos aproximarnos al sentido de la “Ascensión de Cristo a los cielos”.

Si hiciéramos un repaso de los escritos religiosos ascension1y mitológicos de muchos pueblos de la antigüedad, veríamos con gran sorpresa que “subir al cielo” fue la aspiración máxima del hombre antiguo. Bástenos recordar, por ser más cercano a nosotros el famoso mito griego de Ícaro, aquél héroe que pretendió llegar al sol con sus alas de cera.

Estos mitos no son cuentos vulgares ni tontas fantasías, sino que expresan, con un lenguaje simbólico, que  todavía el hombre moderno no ha abandonado, la sed de transcendencia total que anida en el corazón humano. Por eso, desde siempre, el hombre envidió el vuelto del pájaro capaz por su agilidad “espiritual” de superar la pesadez de la tierra y de elevarse por encima de las nubes hacia los cielos. De alguna manera el mito se hizo realidad en nuestra era actual con los viajes aéreos e interplanetarios.

Pero lo que no se ha hecho realidad todavía es el remontarse del hombre como tal, el transcender su condición de ser peregrino sufriente y limitado hacia una nueva manera de vivir.

La Ascensión de Jesús hacia las alturas de la divinidad, significa que Jesús, como Hombre Nuevo, ha llegado a la culminación de su proceso. En él ya se ha cumplido el Proyecto de Dios de tal manera que ahora Jesús “está sentado a la derecha de Dios”. Detrás del mito de la ascensión está la gran pregunta de todo hombre: ¿Qué es el hombre? ¿De dónde viene y adónde va?

Según los evangelios Jesús viene del Padre y vuelve al Padre. Viene del Amor y vuelve al Amor. Es fruto de la libertad absoluta de Dios y vuelve a la libertad.ascension3

¿Quién soy yo? ¿Para qué vivo? ¿Cuál es el fin de mi existencia? ¿A dónde va a parar la historia?… Éstas son las preguntas a las que pretende dar respuesta el misterio cristiano de la Ascensión.

Poco importa que la morada de Dios esté arriba o abajo, aquí o allá, dentro o fuera; poco importa que debamos cambiar nuestra visión del mundo cósmico, poco importa que las palabras de los antiguos puedan ser hoy traducidas por otras más adaptadas… Lo importante, ayer como hoy es el Hombre y su problema fundamental: el sentido de su vida.

Darnos cuenta de que la fiesta que hoy celebramos, la Ascensión, está íntimamente relacionada con el Hombre  y el sentido de su vida ya es bastante. Al menos, hemos abierto los ojos.

En la Ascensión el proyecto de Cristo pasa a ser proyecto de todos sus discípulos. Hoy toma cuerpo social e histórico el proyecto escondido de Dios que -como dice Pablo- nos fue revelado en Jesucristo. En definitiva, la Ascensión sintetiza todo el Evangelio: Jesús que ha venido de Dios, vuelve a Dios mientras los creyentes nos disponemos a seguir su mismo camino. El mismo Espíritu que guio y animó a Jesús es el Espíritu que hoy guía y anima a la comunidad cristiana.

El resto es nuestra parte. Hacer que todo esto no se quede en buenas palabras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: