BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

Tiempo de escucha

Posted by antenamisionera en agosto 26, 2015

Por Gabriel Mª Otaloraescucha0

Las vacaciones son para cambiar el chip y recargar las pilas. Es un momento propicio para el buen ánimo que nos permite alejar las tensiones y centrarnos en vivir de otra manera, con actividades más reconfortantes y placenteras que en el resto del año cuestan más vivir y experimentar. Son fechas en las que Dios nos regala otro ritmo de vida para disfrutar de la existencia y para rezar también con la apertura que escucha agradecida, cosa que no resulta fácil en medio de las tensiones cotidianas.

Escuchar a Dios; es lo primero de todo. Los cristianos creemos que Dios nos habla, nos llama, nos guía, se hace presente en nuestras vidas. En cada persona y situación lo hace de una manera especial, personalísima siempre. Es cierto que no siempre se manifiesta con la claridad y nitidez que nos gustaría pero las oscuridades del camino no dejan de ser presencia oculta de Dios a nuestros sentidos que azuza el anhelo de sentirle en nosotros. Y para experimentarlo, es preciso crear una actitud de escucha, abiertos al amor de quien más quiere nuestro crecimiento personal, desde el amor, como instrumentos de salvación también para otros. En el clima de las vacaciones, es una estupenda oportunidad ponernos a la escucha agradecida.

Las dos caras de la comunicación más básica son escuchar y hablar. Sin la actitud de escucha abierta, es decir, la que acoge y reflexiona lo escuchado, no hay diálogo. Ni fe en el otro. La mitad de la palabra pertenece a quien habla, la otra mitad a quien escucha. Y en lo tocante a la oración, sin la capacidad de escucha, corremos el riesgo de acabar por rezarnos a nosotros mismos, como les pasó a aquellos escribas y fariseos, cerrados a cal y canto a la Palabra de Dios. Sin escucha, no hay fe, porque no se puede creer en alguien a quien no escuchamos, y por tanto no conocemos, al estar cerrados a su realidad vital.Escucha1

No es frecuente la escucha activa; estamos acostumbrados a hablar más que a escuchar creando frecuentes diálogos de sordos. Reflexionemos si esta realidad no ocurre también con la oración que tantas veces la hemos encasillado en la oración de petición (o lo que hemos decidido que sea la verdadera oración de petición). La realidad social nos empuja a decir más que a escuchar y compartir. Con más razón surge la dificultad de escuchar a Dios aun cuando es una necesidad cristiana esencial: “Escucha, Israel…” “Ojalá escuchases hoy mi voz…” “Pueblo mío, has cerrado tus oídos a mis palabras…” etc. Dios quiere ser escuchado porque necesitamos escucharle y comunicarnos con Él. La clave está en hacer sitio a Dios en medio de tantos afanes revueltos en los que nos movemos: hacerle sitio dentro de nosotros y en nuestro prójimo, pues Dios habla muchísimas veces por boca de quienes nos rodean, a través de un locutor de televisión, de una novela o de un hecho fortuito que nos toca vivir. Por supuesto que también en vacaciones. No solo se comunica en el templo. De hecho, Jesús mismo rezó muchas horas fuera de la sinagoga.

En la eucaristía existe un gran espacio para la escucha: dos lecturas, salmos, evangelio, homilía… Reconozcamos que nuestra aridez religiosa tiene mucho que ver con la tibieza en la relación con Él (religare, religión), a quien hemos dejado sin espacio. Es un problema de prioridades que cada uno debe resolver en su día a día para dedicar tiempo a la escucha en oración, abiertos al Espíritu. Así lo hizo Jesús a pesar de su apretada actividad en su vida pública. Feliz final de vacaciones en actitud de escucha agradecida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: