BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

Dios hará justicia

Posted by antenamisionera en octubre 12, 2016

Domingo 29 C – 16 de octubre 2016

Lucas 18, 1-8.29cfoto1

La pregunta que aparece en el evangelio tiene mucho que ver con una preocupación profundamente humana, más en un mundo tan injusto como el nuestro: ¿No hará, entonces, Dios justicia a sus elegidos que claman a él?


Cuenta el evangelio que Jesús intentaba explicar a sus discípulos «la necesidad de orar siempre sin desanimarse». Quizás Jesús se había encontrado con personas desanimadas que desconfiaban del valor de la oración. Quizás esto mismo ocurría ya en alguna comunidad cristiana en la que las persecuciones y los conflictos hacían surgir voces que decían cosas así: «Dios no nos va a resolver los problemas. Lo importante es trabajar por salir adelante y no perder el tiempo confiando en la oración. Lo que no hagamos nosotros, Dios no lo va a hacer por nosotros». Seguro que expresiones muy parecidas también las hemos oído nosotros alguna vez. Sabemos que ahora también hay mucha gente desanimada, porque no tiene claro que la oración sirva para algo. Sin embargo, el evangelio de este domingo tiene un mensaje bien sencillo. Jesús quería que sus discípulos fueran personas de oración, personas que rezaran a Dios insistentemente, sin desanimarse, sin cansarse. Desde esta enseñanza del evangelio, los cristianos hemos aprendido de Jesús que tenemos que ser personas de oración, sin desanimarnos ni cansarnos de acudir al Señor insistentemente.

Es evidente que ahora muchos hombres y mujeres también se acuerdan de Dios y le tienen presente en sus vidas, le cuentan sus alegrías y sus penas, le piden ayuda en sus dificultades o le dan gracias en sus logros. Para nosotros, Dios no es un ser extraño y lejano que no se implica en nuestras peripecias. No estamos solos en la vida. Jesús nos promete en el evangelio que Dios nos escucha y que hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche.
Pero Dios tampoco tiene una varita mágica con la que nos haga salir siempre airosos de nuestros trabajos. Quizás haya personas que todavía andan por la vida como si las29cfoto-2 cosas se pudieran arreglar recitando oraciones, pero sin comprometerse personalmente en nada.

No es sincera una oración en la que pedimos a Dios que arregle nuestro mundo mientras nosotros nos desentendemos de todo. Solo debemos pedir a Dios lo que queremos de verdad y por lo que nos esforzamos sinceramente. Tendremos que cuidar que nuestra oración sea un acto de sinceridad ante Dios, sin decir mentiras o palabras vacías. Que lo que digamos con los labios salga del corazón. Pero habremos de cuidar también que nuestra oración no nos lleve a cruzarnos de brazos cómodamente mientras esperamos soluciones milagrosas. Solo seremos capaces de pedir a Dios una cosa con insistencia si también nos esforzamos por ello con insistencia. Así nos lo enseñaba también la primera lectura.


Asimismo, sabemos que la oración, cuando es un encuentro verdadero con el Señor, nos va cambiando interiormente. Nos hace mejores personas y mejores cristianos. Nosotros somos pobres con muchas pobrezas a cuestas. Tenemos debilidades y andamos necesitados de ayuda y de fuerza para mantenernos en el buen camino y para realizar nuestra labor de transformación del mundo. Nuestra actitud más natural y más sencilla es pedir al Señor insistentemente, confiadamente, sin cansarnos. Pero cuando rezamos, nos acercamos a Dios con humildad, sin exigir derechos, suplicando. Y rezamos de corazón, delante de Dios, en intimidad profunda, en diálogo sencillo. Ponemos delante de Dios nuestras preocupaciones y esperanzas, nuestros trabajos y nuestra vida entera. Dios pone ante nosotros su luz, su fuerza y su llamada animosa a seguir su camino. No estamos solos ni abandonados a nuestras pobres fuerzas. Siempre contamos con el favor de Dios, que no nos abandona nunca. Así nos lo quiso enseñar Jesús para que fuéramos personas de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: