BLOG DE ANTENA MISIONERA

"Mirar con los ojos de los que sufren"

NAVIDAD: ¿SEGUIMOS DANDO LA ESPALDA A DIOS?

Posted by antenamisionera en diciembre 1, 2016

Por Bernardo Baldeón6977166027_7082d15e83_z

Normalmente tenemos asociada la fiesta de Navidad a tiempo de vacaciones, árbol, luces, regalos, comida familiar… Ah! Y también a aquello del belén y sus figuritas…

Lucas nos cuenta que Jesús de Nazaret nació en una desconocida aldea llamada Belén. En un apartado lugar destinado a guardar los animales. No había lugar para él en la posada de los hombres.

Son datos que no podemos valorar con los criterios con los que hoy entendemos la historia. Pero reflejan realidades muy profundas.

Los posaderos representan a los poderes económicos, políticos (había un censo) y religiosos justamente de la religión que Jesús profesó toda su vida.

Pablo dirá años más tarde que en Jesús se manifestó “corporalmente” la plenitud de Dios. Y cuando Dios se quiso manifestar de forma visible y palpable, solo unos pastores –tenidos por delincuentes en aquel tiempo- fueron capaces de reconocerlo. Los demás le dieron la espalda.

Pasaron dos mil años. Si hoy se repitiera aquel acontecimiento, posiblemente sucedería lo mismo. Seguiríamos dando la espalda a Dios.

Y es que Dios nos resulta molesto. Quizás por eso lo encerramos en hermosos templos, rodeado de oro, inciensos, velas… y casi siempre con las puertas cerradas, no se si por miedo a los robos o temor a que él se escape y recorra nuestras calles.

Si Dios volviera a nacer hoy ¿dónde lo haría? Sin duda donde20110515 la mayoría no lo esperaba. Volvería nacer entre los últimos, los olvidados, los despreciados, los que ni siquiera son considerados personas. Supongo que si quisiéramos encontrarlo tendríamos que buscarlo en un campo de refugiados entre el frío y el barro. O en un barrio de Haití. O en algún lugar perdido y olvidado de los países más pobres de la tierra.

Pero ¿quién iba a pensar que el Dios “todopoderoso” iría a nacer en un lugar así? No nos cabe en la cabeza. Y como hace dos mil años posiblemente seguiríamos dándole la espalda a Dios.

Igual que entonces los de su religión fueron los primeros en no reconocerlo, capaz que hoy seríamos quienes nos llamamos cristianos y hasta pretendemos hablar en su nombre.

Decía el papa Francisco que si hoy queremos encontrar al Dios de Jesús tenemos que bajar a los infiernos de nuestro mundo, de nuestra sociedad tantas veces injusta e inhumana.

¿Tendremos el coraje de hacerlo?

Quienes trabajamos en los llamados “países de misión” hemos palpado situaciones de mucho dolor y sufrimiento, y ahí encontramos a Dios.

Esas realidades hoy están presentes en nuestras antiguas sociedades del bienestar. Pero es incómodo entrar en ellas. Dios sigue siendo incómodo y estando en lugares incómodos.

Llamarnos cristianos hoy, celebrar la Navidad, significa situarnos de una determinada manera ante la realidad y ante las personas. Buscar y encontrar entre los últimos a aquel que se hizo el servidor de todos. Nació en un pesebre de madera y lo mataron en una cruz de madera. El camino es uno solo. Cada uno decide si lo recorre.

¡Que realmente sea una feliz Navidad para todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: